viernes, 3 de noviembre de 2017

Un día cualquiera de verano




"Así fue o, al menos, así pudo ser. Lo único que puede afirmarse con certeza es que Carmen de Pedro y Jesús Monzón, que hasta este momento han sido simples conocidos, de vista y poco más, se encuentran en Francia, problamente Toulouse y en apariencia por azar, en un día cualquiera de verano, agosto, quizás julio, incluso septiembre, de 1939. Los detalles se desconocen, porque seguramente él se encargó de que nadie fuera testigo de un encuentro que cambió muchas cosas, y estuvo a punto de cambiarlas todas."

Almudena Grandes, Inés y la alegría.



No hay comentarios:

Publicar un comentario