martes, 12 de enero de 2016

Los arrojaría a las llamas




"1851-57. Madame Bovary. Su composición resulta dolorosa -"Al escribir este libro soy como una persona que tocase el piano con unas bolas de plomo atadas a cada falange"- y el proceso aterrador. Flaubert acaba fastidiado por la insistente fama de su obra maestra, que hace que otros le vean como el autor de un solo libro. Le dice a Du Camp que si algún día tuviese un golpe de suerte en la Bourse compraría "a cualquier precio" todos los ejemplares en circulación de Madame Bovary: "Los arrojaría a las llamas, y jamás tendría que volver a oír de ellos."

Julian Barnes, El loro de Flaubert.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada