jueves, 17 de diciembre de 2015

Las cosas buenas




"Más adelante, en el prólogo de la col, hay una historia  sobre Descartes. Una "marquesa viviracha", que compartía  la suposición común de que el alto pensamiento debería ir acompañado de una vida austera, topó una vez con el filósofo ingiriendo más de lo que era estrictamente necesario para sustentar a un eremita. Cuando ella expresó su sorpresa, Descartes contestó: "¿Cree usted que Dios hizo las cosas buenas sólo para los idiotas?".

Julian Barnes, El perfeccionista en la cocina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada