lunes, 20 de abril de 2015

La Mujer de los Pájaros




"-Adiós -le dijo Michael a la Mujer de los Pájaros.
-¡Comida para pájaros! -respondió ella con una sonrisa.
-Adiós -dijo Jane.
-¡A dos peniques la bolsa! -dijo ja Mujer de los Pájaros, mientras se despedía de ella agitando la mano.
Y se marcharon, caminando uno a cada lado de Mary Poppins.
-¿Qué ocurre cuando todo el mundo se va, como estamos haciendo nosotros ahora?- le dijo Michael a Jane. 
Se sabía de memoria lo que ocurría, pero lo suyo era preguntárselo a Jane, porque, al fin al cabo, era su historia. 
Así que Jane se lo contó, y él fue añadiendo las partes que a ella se le habían olvidado.
-De noche, cuando todo el mundo se va a la cama... -empezó.
-Y salen las estrellas -añadió Michael.
-Sí, y aunque no salgan. Los pájaros bajan desde lo alto de San Pablo y se ponen a corretear por el suelo, mirando a ver si queda alguna miga para dejarlo todo bien limpio para la mañana siguiente. Y una vez que han hehco eso...
-Te olvidas del baño.
-Ah, sí...  luego se bañan y se peinan las alas con las patas. Y una vez que han hecho eso, dan tres vueltas volando alrededor de la cabeza de la Mujer de los Pájaros y después se posan.
-¿Se le posan en los hombros?
-Sí, y también en el sombrero.
-¿Y en la cesta donde guarda las bolsas?
-Sí, y algunos en las rodillas. Entonces, ella les alisa las plumas de la cabeza y le dice a cada uno que tiene que ser un pájaro bueno.
-¿Se lo dice en el idioma de lo pájaros?
-Sí. Y cuando a todos les empieza a entrar el sueño y ya no pueden aguantar despiertos, extiende sus faldones, como hacen las mamas gallinas con sus alas, y los pájaros, poquito a poco, se van metiendo debajo. Y en cuanto ha entrado el último, la Mujer de los Pájaros, haciendo unos ruidillos parecidos a los que hacen las gallinas cuando empollan, se arrellana  sobre ellos y los pájaros duermen allí hasta la mañana siguiente. 
Michael soltó un suspiro de satisfacción. Le encantaba esa historia y nunca se cansaba de oírla.
-Y todo eso es verdad ¿no? -dijo, como siempre solía hacer.
-No -dijo Mary Poppins, que a todo respondía siempre que "no".
-Sí -dijo Jane, que siempre lo sabía todo."

P. L. Travers, Mary Poppins. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada