viernes, 15 de noviembre de 2013

No he querido saber, pero he sabido




“No he querido saber, pero he sabido que una de las niñas, cuando ya no era niña y no hacía mucho que había regresado de su viaje de bodas, entró en el cuarto de baño, se puso frente al espejo, se abrió la blusa, se quitó el sostén y se buscó el corazón con la punta de la pistola de su propio padre…”

Javier MaríasCorazón Tan Blanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada