domingo, 27 de enero de 2013

La velocidad






"La velocidad tiene algo de embriagador y aturde tanto el cuerpo como el alma. Apenas el coche dejó las calles de la ciudad y salió campo abierto con sus bufidos, me invadió una extraña relajación. El chófer aceleró la marcha; los árboles y los postes de telégrafos se hacían atrás como cortados al sesgo; en los pueblos las casas se superponían como en una fotografía movida; las blancas piedras miliares se levantaban de pronto y se escondían de nuevo antes de que tuviéramos tiempo de leer los números, y por los turbulentos golpes del viento contra mi cara noté la temeraria velocidad con viajábamos. Pero más sombrosa todavía era quizá la velocidad con que mi vida echaba a correr al mismo tiempo: ¡cuántas decisiones había tomado en aquellas pocas horas! Por lo común, sentimientos indefinidos se ciernen y oscilan en infinitos matices entre el deseo vago, el propósito indeciso y la realización definitiva, y uno de los placeres más secretos del corazón es juguetear, inseguro, con las decisiones antes de llevarlas a la práctica con plena conciencia. En esta ocasión, sin embargo, todo me sobrevino con una velocidad de ensueño y, así como tras el coche los pueblos, las calles, los árboles y los prados caían tambaleantes en la nada, definitivamente y sin retorno, así desaparecía de golpe mi vida diaria, el cuartel, la carrera, los compañeros, la escuela de equitación, toda mi existencia aparentemente tan ordenada y segura. Una sola hora había bastado para cambiar mi mundo interior."


Stefan Zweig, La impaciencia del corazón.

2 comentarios:

  1. Celebramos, como siempre, que pongáis párrafos de Stefan Zweig, para nosotros el mejor prosista de todos los tiempos. Por cierto, recientemente Acantilado ha sacado una recopilación de todas sus novelas, en la cual se incluye "Clarissa", novela inédita que sin embargo no nos consta editada por separado en español. Otro déficit editorial es la poesía de Zweig, cuya traducción al español, a pesar de la calidad de su original en alemán, tampoco nos consta editada. Tenemos por ello graves dificultades para incluir poemas de Stefan Zweig en zUmO dE pOeSíA.

    ResponderEliminar
  2. Supe de la recopilación al entrar en una librería y ver el libro en exposición por pura casualidad. Sin embargo desconocía que incluyese una novela inédita. Como vosotros soy una fiel lectora de Zweig y confío en que la editaran por separado, mientras tanto esperaré. Espero también, que consigáis pronto poemas de Zweig los leeré con mucho gusto en vuestro blog. Un saludo, y gracias por compartir vuestra opinión siempre tan interesante.

    ResponderEliminar