miércoles, 2 de mayo de 2012

Uno juega a ser inmortal





"Por fin yo había podido encontrar la paz y la libertad en esa dichosa disipación. Pero así y todo hube de encontrar un obstáculo en mí mismo. Fue mi hígado y luego una fatiga tan terrible que todavía hoy no me ha abandonado. Uno juega a ser inmortal y, al cabo de algunas semanas, no sabe siquiera si podrá arrastrarse hasta el día siguiente." 

Albert Camus, La caída.


No hay comentarios:

Publicar un comentario