jueves, 31 de marzo de 2011

El caso Slevin





"Nick -¡Joder!, ¡coño!, ¡es increíble!.
Señor Smith -Joder, coño, pero no increíble.
Nick -No lo entiendo. ¿Por qué mataron a toda su familia?
S. Smith -Una nueva banda. No querían que nadie mas ganara en una carrera de caballos amañada. Querían impresionar.
Nick -¡Eso es una pura anécdota!
S.Smith -Charles Chaplin participo en un concurso de dobles de Charlotte en Montecarlo y acabó tercero. Eso es una anécdota. Ésto, es otra cosa."

" -Lo único que sé es que el jefe me paso esta dirección y dijo: Slow -ése es él- Elvis -ése soy yo- traédme cuanto antes al que vive en esa dirección. Eso ha dicho hoy. Y tú, resulta que hoy estas aquí. Así que supongo que tu serás el que tengo que llevarme, hoy.
-Pero yo no soy Nick.
-Desgraciadamente para ti, no eres el primero que me dice que no eres el que estoy buscando.
-Pregúntaselo a Lindsey, vive ahí enfrente. Es la mujer que vive ahí...
-No voy a preguntarle nada a nadie Nick, Slevin, Clarquero, como demonios te llames. Hasta la virgen podría entrar rodeada de un coro de puñeteros ángeles con trompetas y tambores, y aunque me dijera que te llamas Jesucristo, también tendría que llevarte a ver al jefe, ¿y sabes por qué?
-No
-Órdenes. ¿Sabes lo que son verdad?. Las ordenes son órdenes.
-Supongo que nunca te enseñaron que no se usa la palabra definida en la definición."

“(El Rabino). Mi padre decía: la primera vez que alguien te llame caballo pégale un puñetazo; la segunda vez que ocurra, llámale imbécil; pero la tercera vez que te llamen caballo, puede que ya sea hora de que vayas a comprarte una silla”




No hay comentarios:

Publicar un comentario