martes, 21 de diciembre de 2010

Buen intento





El mejor sueño que he tenido
en la vida
podía
volar
en ese
sueño

sobrevolaba
campos y las colinas
pardas
y secas
y
allá abajo
hombres, mujeres y
niños
estaban
corriendo

y entonces
mi mecanismo
de vuelo empezó a
fallar
a vacilar
y empecé a
caer
lentamente hacia
ellos
y
levantaron las
manos
e intentaron
cogerme
pero por pura
y
detestable fuerza de voluntad
me obligué a
remontar
el vuelo
otra vez
fuera de su alcance

y con eso
se fue haciendo
cada vez más
sencillo
y volé
cada vez más
alto
a través de las nubes
hasta alcanzar
la
luz del sol.

cuando desperté
estaba en el
suelo de la celda para borrachos
de la vieja cárcel de
Lincoln Heights
en el 21 de
North Avenue
y no sólo
no tenía
alas,
lo único que tenía era
mi recibo de pertenencias
y alguien estaba
vomitando
en el
retrete.

quizá me tocara ser
ángel
en alguna otra
ocasión.


Charles Bukowski




No hay comentarios:

Publicar un comentario