jueves, 18 de noviembre de 2010

Podría vivir felizmente















"Podría vivir felizmente sólo con la condición de que todos los individuos sobre la tierra, o el numero más grande posible de ellos, se volvieran hacía mí, eternamente en suspenso, desprovistos de una vida independiente y preparados para responder a mi llamada en todo momento, condenados, en resumen, a la esterilidad hasta el día en que me dignara favorecerlos. En resumidas cuentas, para que yo viva felizmente sería esencial que las criaturas elegidas por mí no vivieran en absoluto. Deberían recibir su vida, esporádicamente, solamente por mandato mio"

Albert Camus, La caída.




No hay comentarios:

Publicar un comentario