domingo, 10 de octubre de 2010

Está llena de...





"-Es que Daisy tiene una voz tan indiscreta... -observé-. Está llena de... -vacilé.
-Su voz está llena de dinero... -concluyó el de súbito.
Era cierto. Hasta entonces no lo había comprendido. Estaba llena de monedas; eso constituía el inagotable encanto que en ella ascendía y bajaba: el tintineo, la canción de los címbalos... En lo más alto de un blanco palacio, Daisy era la hija del rey, la muchacha de oro..."

F. Scott Fitzgerald, El gran Gatsby. (Pdf)




No hay comentarios:

Publicar un comentario