viernes, 27 de agosto de 2010

Ese eterno vacío





La compra ha sido sencilla:

dos cajas de té con canela,
pasta de dientes
unos cepillos interdentales,
espárragos,
cerveza sin alcohol
y vitaminas para el pelo.

Lo complicado es comprender
porqué comienzo así un poema
cuando lo único que quería decir
es que echo de menos
tu cuerpo en la cama.


Javier Das, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario