miércoles, 28 de julio de 2010

Impostura





Los años nos alejan de la infancia sin llevarnos forzosamente a la madurez. Uno de los pocos méritos que admito en un autor como Gombrowicz es haber insistido, hasta lo grotesco, en el destino inmaduro del hombre. La madurez en una impostura inventada por los adultos para justificar sus torpezas y procurarle una base legal a la autoridad. El espectáculo que ofrece la historia antigua y actual es siempre el espectáculo de un juego cruel, irracional, imprevisible, ininterrumpido. Es falso, pues, decir que los niños imitan los juegos de los grandes: son los grandes los que plagian, repiten y amplifican, en escala planetaria, los juegos de los niños.

Julio Ramón Ribeyro, Prosas apatridas.





1 comentario:

  1. Mano, nadie te comenta, por que el peruano es inculto, uno de cada millón ha leído esto.... mil disculpas te habla un peruano avergonzado.

    ResponderEliminar