lunes, 7 de junio de 2010

¿Sabes la adición?





- ¿Sabes la adición? -preguntó la Reina Blanca- ¿Cuántos hacen uno más uno más uno más uno más uno más uno más uno más uno más uno más uno?
- No lo sé -dijo Alicia- he perdido la cuenta.
- No sabe la adición -terció la Reina Roja- ¿Sabes la sustracción? Resta nueve de ocho 
- No se puede restar nueve de ocho -replicó Alicia con presteza-: pero...
- No sabe la sustracción -dijo la Reina Blanca-. ¿Sabes la división? A ver divide un pan con un cuchillo..., ¿qué resultado te dará?
- Creo...- empezó Alicia, pero la Reina Blanca contestó por ella: "pan-con-mantequilla" naturalmente. Prueba a calcular otra sustracción. Quítale el hueso a un perro; ¿Qué os queda?
Alicia reflexionó: "El hueso no quedaría, naturalmente, si se lo quito..., y el perro tampoco, porque echaría a correr detrás de mí para morderme... ¡y desde luego yo tampoco!"
- Entonces ¿crees que no quedaría nada? - dijo la Reina Roja.
- Creo que ese sería el resultado.
- Mal, como siempre -dijo la Reina Roja-: quedarían los estribos del perro. (...) El perro perdería los estribos ¿no es así?

Lewis Carroll, Alicia a través del espejo


No hay comentarios:

Publicar un comentario