jueves, 3 de junio de 2010

James Randi's fiery takedown of psychic fraud





Buenos días. Estoy muy contento de ver a tantas personas aquí y muchas caras sonrientes. Tengo un historial, una actitud y una perspectiva particulares del mundo real ya que soy ilusionista. Prefiero este término en lugar del de mago, ya que si fuera un mago, eso implicaría usar hechizos y encantamientos y gestos extraños para poder hacer magia de verdad. Y yo no hago eso; yo soy un ilusionista, que es alguien que finge ser un mago de verdad.
Pero... ¿cómo hago ese tipo de cosas? Pues eso depende de que públicos como ustedes den por sentado algunos hechos. Por ejemplo, cuando vine aquí y cogí el micrófono y lo encendí, ustedes creyeron que estaba usando un micrófono, pero no es cierto. De hecho, esto es algo con lo que la mitad de ustedes, o más de la mitad, no estará familiarizado. Esto es una máquina de afeitar eléctrica. Y funciona muy mal como micrófono. He hecho la prueba muchas veces. Otras cosas que dieron por sentado, y esta pequeña lección es para mostrarles que ustedes dan por sentado algunas cosas -- no que lo hacen sólo a veces, sino que lo harán siempre que se les sugiera adecuadamente. Ustedes creen que estoy mirándoles. Falso. Yo no los estoy mirando. De hecho, no puedo verlos. Sé que están ahí, me lo dijeron entre bambalinas. Decían que esto estaba lleno. Sé que están ahí porque puedo oírlos, pero no puedo verlos porque normalmente uso gafas. Y esto no son unas gafas, es una montura vacía, una montura sin cristales.
Ahora bien, ¿porqué un anciano se presentaría ante ustedes utilizando una montura sin lentes? Para timarlos, señoras y señores, para engañarlos y mostrarles que pueden dar por sentado muchas cosas. Que no se les olvide. Bueno, tengo que hacer algo. Antes que nada, ponerme mis verdaderas gafas, de modo que pueda verlos, lo que seguramente sería conveniente. No sé. No los he visto bien. Bueno, en realidad no es tan conveniente.
Voy a hacer algo ahora que les parecerá un poco extraño para un mago. Pero me voy a tomar una medicina. Este es un envase de Calm's Forte. Les explicaré todo en un momento. Ignoren las indicaciones. Es lo que el gobierno tiene que poner para confundirnos, estoy seguro. Voy a tomar bastantes. Mmmm. De hecho, el envase completo. 32 pastillas de Calms Forte.
Y ahora que he terminado --se lo explicaré en un momento. Debo decirles que soy actor. Un actor que representa un papel específico. Represento el papel del mago, del hechicero, si ustedes prefieren, de un verdadero hechicero. Si alguien apareciera en este escenario y afirmara ser un antiguo príncipe danés llamado Hamlet ustedes se sentirían insultados, lógicamente. ¿Por qué alguien supondría que ustedes se creerían algo tan extraño? Pero hay gente ahí afuera, una gran cantidad de personas que les dirán que tienen poderes mágicos y psíquicos, que pueden predecir el futuro, que pueden ponerse en contacto con los muertos. Ah, también intentan venderles cartas astrológicas u otros métodos para echar la suerte. Les venderán todo eso encantados. Y también dicen que pueden fabricar máquinas de movimiento perpetuo y sistemas de energía libre. Afirman ser psíquicos, o sensitivos, o lo que se les ocurra.
Pero una de estas cosas que ha resurgido extraordinariamente en estos tiempos es el negocio de comunicarse con los muertos. Ahora bien, para mi mentalidad inocente, muerto implica incapaz de comunicarse. Estarán de acuerdo conmigo en esto. Pero estas personas tratarán de decirles que no sólo pueden comunicarse con los muertos sino que también pueden escucharlos y pasarles esa información a los que están vivos. Me pregunto si será verdad. No lo creo, ya que las personas en esta subcultura usan exactamente los mismos trucos que nosotros los magos, exactamente los mismos: los mismos métodos físicos, los mismos métodos psicológicos. Y han engañado descaradamente a millones de personas en todo el mundo y los han perjudicado enormemente. Han engañado a estas personas, a las que les ha costado mucho dinero y mucha angustia emocional. Miles de millones de dólares se gastan cada año en todo el mundo en estos charlatanes.
Tengo dos peticiones que me gustaría hacer a estas personas si me dieran la oportunidad. La primera: Les quisiera pedir que contactaran con el fantasma de mi abuela porque cuando se murió había escondico el testamento en un lugar secreto y no sabemos dónde está. Así que le preguntamos a la abuelita "¿Dónde está el testamento?" ¿Y qué dice la abuela? Contesta: "Estoy en el cielo y es maravilloso. Aquí estoy con mis viejos amigos, con todos mis amigos que ya murieron, y mi familia, y todos los perritos y gatitos que tenía cuando era niña. Os amo a todos y siempre estaré con ustedes. Adiós". Pero no respondió la maldita pregunta. ¿Dónde está el testamento? Pudo haber haber dicho fácilmente: "¡Ah!, está en la biblioteca: segundo estante, detrás de la enciclopedia". Pero no, no dice nada de eso. No nos da ninguna información útil. Hemos pagado mucho por esa información, pero no la hemos conseguido.
La segunda petición que quisiera hacerles es muy simple. Supongamos que les pido que contacten con espíritu de mi suegro que ha muerto, por poner un ejemplo. ¿Por qué insisten en decir...(recuerden que los espíritus les hablan al oído) por qué dicen: "Mi nombre empieza por jota o por eme"? ¿Es un juego de adivinanzas? ¿El ratón y el gato? ¿O qué? ¿Son "Las 20 preguntas"? No, de hecho son como 120 preguntas. Pero es un juego cruel y despiadado, totalmente inmoral (lo pronunciaré bien, no se muevan) el juego al que estas personas juegan. Y se aprovechan de los inocentes, de los ingenuos, de los que sufren, de la gente necesitada que hay por todas partes.
Esto es una técnica que se llama "lectura en frío". Hay uno por ahí suelto que se llama Van Praagh, James Van Praagh. Es uno de los grandes profesionales de estas cosas. También John Edward, Sylvia Browne y Rosemary Altea, todos hacen lo mismo. Hay cientos de ellos en todo el planeta, pero en los EEUU James Van Praag es muy famoso. ¿Y qué es lo que hace este tipo? Le gusta decirnos cómo se murieron los muertos, es decir, las personas que le hablan al oído. Así que lo que dice, con mucha frecuencia, es algo así: "Me dice, me está diciendo que antes de morir tenía problemas para respirar". ¡Amigos! ¡Morirse consiste en eso!  Dejas de respirar y entonces te mueres. Es así de simple. ¿Y es esta la información que te traen del mas allá? No lo creo. Esta gente intentará adivinar la información. Dirán cosas como "¿Por qué estoy recibiendo electricidad? Me está diciendo 'electricidad'. ¿Era electricista?" No. "¿Usaba maquinilla de afeitar eléctrica?" No. Es un juego de preguntas para adivinar toda la información. Eso es lo que hacen.
Algunas personas se acercan a nosotros, a la Fundación Educativa James Randi, me llaman y me preguntan: "¿Por qué le preocupa tanto todo esto, Randi? ¿No es sólo un poco de diversión?" No, no es divertido. Es una cruel farsa. Puede que les dé cierto tipo de tranquilidad, pero esa tranquilidad les durará unos 20 minutos más o menos. Y después esa gente se mirará al espejo y se dirá: "Acabo de pagar mucho dinero por ese contacto. ¿Y qué fue lo que me dijo? '¡Te amo!'" Siempre dicen eso. No dan ninguna información, no dan nada de valor a aquéllos que gastan su dinero.
Ahora, Sylvia Browne es muy famosa. La llamamos "La garra". Silvia Browne es una de las más famosas en este campo. Sólo por poner un ejemplo, Sylvia Browne cobra 700 dólares por una consulta de 20 minutos por teléfono. No necesita ni siquiera estar allí en persona. Y tienes que esperar hasta dos años porque ya tiene citas concertadas durante todo ese tiempo. Pagas con tarjeta de crédito, o de otra forma, y confías en que después ella te llame en algún momento de los próximos dos años. Puedes saber que es ella cuando escuches: "Hola, al habla Sylvia Browne". Es ella. Puedes estar seguro de inmediato. Montel Williams es un hombre inteligente. Todos sabemos quién es él dentro de la televisión. Es un hombre culto, listo. Él sabe lo que está haciendo Sylvia Browne, pero le importa un comino. Simplemente no le importa.Porque, el fondo de todo esto es que los patrocinadores la adoran, y él la pondrá en la publicidad televisiva una y otra vez.
¿Qué es lo que Sylvia Browne les da por 700 dólares? Les dará el nombre de sus ángeles de la guarda, para empezar. Ya, sin ese dato, ¿cómo podríamos vivir? Les da los nombres de sus personalidades pasadas, de quiénes fueron en vidas anteriores. ¡Seguro! Resulta que las mujeresa las que les lee el pasado fueron todas princesas babilónicas o algo parecido. Todos los hombres fueron guerreros griegos que pelearon contra Agamenón. Ninguno fue un limpiabotas de 14 años en las calles de Londres que murió de sobredosis. Obviamente, no vale la pena revivirlo. Y lo extraño de todo, como se habrán dado cuenta,es que estos tipo de programas de televisión nunca reciben mensajes de nadie desde el infierno. Todos les hablan desde el cielo, pero nunca desde el infierno. Si acaso pudieran comunicarse con alguno de mis amigos... pero no van a hacerlo. Ya se imaginan la historia.
Bien, Sylvia Browne es una excepción, una excepción en cierto sentido, ya que la Fundación Educativa James Randi, mi fundación, ofrece un premio de un millón de dólares en bonos negociables. Pueden ganar un millón de manera muy sencilla. Todo lo que hay que hacer es probar cualquier tipo de fenómeno paranormal o sobrenatural en condiciones adecuadas de observación. Es muy sencillo ganar el millón de dólares. Sylviia Browne es una excepción en el sentido de que ella es la única psíquica profesionalen todo el mundo que ha aceptado nuestro reto. Lo aceptó en el programa de "En vivo con Larry King" de la CNN hace seis años y medio, y no hemos sabido nada de ella desde entonces. Qué extraño. Lo primero que dijo que es que no sabía cómo contactarme. ¡Seguro! Una psíquica profesional que habla con los muertos... ¿y no podía contactarme? Estoy vivo, como ustedes habrán notado. Bueno, de cualquier manera no pudo encontrarme. Ahora dice que no quiere localizarme porque soy ateo. Razón de más para tomar el millón de dólares. ¿No crees, Sylvia?
De verdad, necesitamos detener a esta gente, y ahora mismo. Necesitamos detenerlos porque crean una cruel farsa. Recibimos a gente en la fundación todo el tiempo. Están arruinados financiera y emocionalmente porque pusieron su dinero y su confianza en esta gente.
Bueno, me tomé unas pastillas al principio y tengo que explicárselo. La homeopatía, vamos a ver de qué se trata. Mmm. Han oído hablar de ella. Es una forma de terapia alternativa, claro. La homeopatía consiste... y esto es un producto homeopático. Se llama Calm's Forte. Olvidé decirles que son 32 pastillas para dormir. Me acabo de tomar una dosis para dormir seis días y medio. Seis días y medio, eso debería ser una dosis fatal. Eso dice aquí detrás: "En caso de sobredosis, contacte con centro de salud regional inmediatamente" y viene un número gratuito para llamar. No se levanten. Todo va a salir bien. En realidad no necesito llamar ya que vengo haciendo esto en público, en todo el mundo, durante los últimos 8 o 10 años. Me tomo dosis fatales de píldoras homeopáticas para dormir.
¿Por qué no me afectan?  La respuesta puede sorprenderles. ¿Qué es la homeopatía? Es tomar una medicina que de verdad funciona y diluirla muchas veces más allá del límite de Avogadro. Diluirla hasta el punto en que no quede nada. Ahora amigos, esto no es sólo una metáfora que me he inventado. Es la pura verdad. Es el equivalente a tomar una aspirina de 325 miligramos, tirarla en medio del Lago Tahoe, y después agitarlo todo (obviamente con un palo muy grande) y esperar unos dos años más o menos hasta que la solución sea homogénea. Y después, cuando tengamos dolor de cabeza,tomamos un sorbo de esta agua y... ¡voilà! Desapareció. Esto que les cuento es verdad. De esto trata la homeopatía.
Otra cosa que dicen, les encantará ésta, es que cuento más diluida esté la medicina más poderosa es. Un momento, nos contaron una historia sobre un sujeto en Florida. El pobre hombre estaba tomando una medicina homeopática. Murió de sobredosis porque se le olvidó tomarse su pastilla. Piensen un poco. Piensen un poco. Es algo ridículo. Absolutamente ridículo. No sé lo que estamos haciendo creyéndonos todas estas tonterías durante todos estos años.
Debo decirles que el hecho de que la Fundación Educativa James Randi ofrezca este gran premio, que aunque nadie haya podido llevarse el premio eso no significa que estos poderes no existan. A lo mejor existen, en algún lugar allí afuera. A lo mejor a esas personas les sobra el dinero para subsistir. Bueno, en el caso de Sylvia Browne, creo que así es. Sí, 700 dólares por una consulta de 20 minutos por teléfono, eso es más de lo que ganan los abogados. Quiero decir que es una cantidad impresionante de dinero. Esta gente tal vez no necesita el millón de dólares, pero, ¿no creerían ustedes que les gustaría llevárselosólo por hacerme parecer tonto? ¿Sólo por el placer de deshacerse de este ateo que les molestay del que Sylvia Browne habla todo el tiempo?
Creo que es necesario hacer algo acerca de esto. Me gustaría recibir sugerencias de todos ustedes acerca de cómo contactar a las autoridades federales, estatales y locales para pedirles que hagan algo. Si encuentran el modo... Ya sé, vemos gente, aquí mismo, que nos habla acerca de la epidemia del SIDA y de niños muriendo de hambre en todo el mundo y de los problemas de suministro de agua contaminada que afectan a tanta gente. Todo esto es importante, de capital importancia para nosotros. Y debemos hacer algo para resolver estos problemas. Pero al mismo tiempo... Como decía Arthur C. Clarke "La podredumbre de la mente humana". Ésto de creer en lo paranormal y en lo oculto, en lo sobrenatural, en todos estos disparates, este pensamiento medieval. Creo que debe hacerse algo acerca de esto, y todo depende de la educación. En gran medida, podemos culpar a los medios de comunicación. Promueven de manera desvergonzada toda clase de disparates de este tipo simplemente porque les gusta a los patrocinadores. El fondo de todo esto: el dinero. Éso es exactamente lo que están buscando.
Debemos hacer algo acerca de esto. Estoy dispuesto a escuchar sus sugerencias y estaré encantado si visitan nuestro sitio en Internet. Es www.randi.org Vayan y vean los archivos y empezarán a entender mucho más de lo hemos hablamos aquí hoy. Verán los documentos que tenemos. No hay nada como sentarse en esa biblioteca y escuchar la historia de una familia en la que la madre se gastó toda la fortuna familiar.Vendió todos los CD, se deshizo de todas las acciones y certificados. Escuchar todo esto es muy triste. Y encima esto no les ayudó en lo más mínimo, ni resolvió ninguno de sus problemas.Claro, la inteligencia americana podría pudrirse y todas las demás alrededor del mundo si no empezamos a pensar seriamente en todo esto.
Hemos ofrecido un premio, y debo decir que se lo hemos puesto en bandeja. Estamos esperando a que vengan los psíquicos y se lo lleven. Vale, muchos vienen, cientos de ellos vienen cada año. Son zahoríes y gente que cree que puede hablar con los muertos, pero son aficionados. No saben cómo evaluar a lo que llaman sus poderes. Los profesionales nunca se acercan a nosotros, excepto en el caso de Sylvia Browne del que les hablé hace un momento. Ella aceptó el reto y después huyó. Señoras y señores, soy James Randi, y estoy esperando.

1 comentario:

  1. La siguiente noticia se ha podido leer en numerosas publicaciones: “Un documento sobre la homeopatía y el cáncer apareció en la edición de febrero del 2010 International Journal of Oncology( ). Científicos de la Universidad de Texas MD Anderson Cancer Center (MDA)( ), dirigida por Moshe Frenkel, MD, han confirmado la capacidad de cuatro medicamentos homeopáticos para inducir la apoptosis (muerte celular programada) en líneas celulares de cáncer de mama en el laboratorio. Los científicos en cuestión fueron del Programa de Medicina Integrativa, el Departamento de Patología Molecular, y el Departamento de melanoma de Oncología Médica de la MDA. Sus dos colaboradores de la India eran de la Fundación de investigación en homeopatía Banerji, Kolkata, India” Este es una prueba definitiva de que los medicamentos homeopáticos funcinan. Y están hechos en un centro de investigación de primera, el famoso Anderson de la U. de Texas, para muchos el número uno de cáncer del mundo.

    ResponderEliminar