miércoles, 5 de mayo de 2010

Carroza fúnebre




"¿Por qué la carroza fúnebre del matrimonio (the marriage herse)? ¿Por qué no la carroza fúnebre del amor? - Que lamentable restricción la de Blake."

Emil Mihai Cioran, Silogismos de la amargura.



London
William Blake (1757-1827)

I wandered through each chartered street,
Near where the chartered Thames does flow,
A mark in every face I meet
,Marks of weakness, marks of woe.

In every cry of every man,
In every infant's cry of fear,
In every voice, in every ban,
The mind-forged manacles I hear:

How the chimney-sweeper's cry
Every blackening church appals,
And the hapless soldier's sigh
Runs in blood down palace-walls.

But most, through midnight streets I hear
How the youthful harlot's curse
Blasts the new-born infant's tear,
And blights with plagues the marriage-hearse.


Londres

Deambulo por cada calle privilegiada
cerca de donde fluye el privilegiado Támesis,
y hay marcas en cada rostro que encuentro:
señales de flaqueza, signos de sufrimiento.

En cada grito de cada Hombre,
en los clamores de miedo de los niños,
en cada voz, en cada proclama,
oigo las cadenas forjadas por la mente.

Y cómo el grito del deshollinador
a toda sombría iglesia consterna;
y el suspiro del infortunado soldado
corre hecho sangre por los muros del palacio.

Pero sobre todo oigo por las calles a medianoche,
la imprecación con que la joven ramera
maldice la lágrima del bebé recién nacido,
y colma de plagas el carro fúnebre del matrimonio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario