miércoles, 6 de enero de 2010

Canción desde el acuario







 


Salmo 5

He apurado la copia hasta el fondo. Es decir, he sido seducido.
Era un niño, y me amaron.
El mundo se desesperaba, pues yo me mantenía puro. Ella
     se revolcó por el suelo ante mí, con miembros tiernos
     y atrayente trasero. Me mantuve firme.
Para calmarla, cuando se excitó demasiado, yací con ella
     y me volví impuro.
El pecado me satisfizo. La filosofía me ayudaba al amanecer,
     cuando velaba. Me convertí en lo que querían.
Miré largo tiempo hacia arriba y pensé que el cielo estaba
     triste sobre mí. Pero veía que le era indiferente.
Él se amaba a sí mismo.
Ahora hace tiempo que me ahogué. Yazgo hinchado sobre
     el fondo.
Los peces viven dentro de mí. El mar se está agotando.


Bertolt Brecht




No hay comentarios:

Publicar un comentario