jueves, 21 de enero de 2010

Ame a Bó





"Sólo el odioso calendario de la brújula y este cuaderno tienen pensado felicitarme. Creo que soy el primer ser humano que descubre, más allá de los infinitos agujeros negros y del espacio etéreo, que el humor es lo último que se pierde. Esto no es exactamente lo que me habían enseñado en las escuelas y academias. Allí decían que era la esperanza lo último en perderse.  Pero no. He descubierto que sólo el humor es lo que hay más allá de los límites de los límites de los límites ilimitados.

Por estar más allá de los agujeros negros que he atravesado y perfectamente sé que no están vacíos, no sufro ni siquiera el tan temido y horrible sentido de un vacío concreto. Y esque el vacío no es tal porque tiene en el humor un inquilino perpetuo. El humor ocupa el lugar de la esperanza en todo. El humor es el inquilino eterno del vacío. Eso ha sido lo que he descubierto y no puedo comunicar a nadie. Así que no es cierto que la esperanza sea como  alguien dijo, la resistencia del ser ante las previsiones de su mente. No. Es el humor la verdadera resistencia de fondo."

"No tengo mucho más que explicar. Por una parte he pasado toda mi vida en un cohete monótono. Por otra, he tenido tiempo más que suficiente para ir deslizándome hacia lo simple. La complejidad de los primeros años de mi adolescencia y juventud ha ido viéndose sustituida por una sencillez absoluta. Nada de pensamientos retorcidos y de darle muchas vueltas a las ideas. Aquí en Kajada, sobre todo en Karibe, todo es más fácil, ligero, risible, amable, republicano, llano. Aquí  nadie se complica la vida. No hay que darle vueltas a nada.

Han encontrado en la vida la simplicidad que sólo existe cuando contamos una historia, cuando en definitiva  narramos algo. Es ese orden tan simple que consiste en decir por ejemplo: "Pasó esto, y luego paso aquello. Cuando hubo pasado aquello, vino lo otro..." Les tranquiliza la sucesión de hechos y les agradan las ilusiones derivadas de esa sucesión tan ordenada, su aceptable apariencia de causalidad.  A mi me alivia que  sea así porque en Marte&Xiacow, el lugar del que partí hacia la achinada Nueva York hace más de cincuenta años, todo se había vuelto no narrativo."


Enrique Vila-Matas, Exploradores del abismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario