viernes, 20 de noviembre de 2009

V. S. Ramachandran



"I am a brain, my dear Watson, 
and the rest of me is a mere appendage."
— Sherlock Holmes





"Imaginemos que hemos avanzado en el tiempo hasta un punto en que ya conocemos todo lo que hay que conocer sobre la intrincada circuitería y funcionamiento del cerebro humano. Con este conocimiento sería posible para un neurocientífico aislar tu cerebro en un barril de nutrientes y mantenerlo vivo y saludable indefinidamente.

Utilizando miles de electrodos y pautas apropiadas de estimulación eléctrica, el científico hace que tu cerebro piense y sienta que esta experimentando acontecimientos de la vida real. La estimulación es perfecta e incluye sentido del tiempo y planificación de futuro. El cerebro no sabe que sus experiencias, su vida entera, no es real.

Más, asumamos que el científico puede hacer "pensar" y experimentar como un a combinación de Einstein, Mark Spitz, Bill Gates, Hugh Heffner, y Gandhi, mientras al mismo tiempo preserva tus propios y profundos recuerdos personales y tu identidad (no hay nada en el estado actual de la ciencia que impida este escenario). El científico loco te ofrece entonces una elección: Puedes ser para siempre ese increíble, delirantemente feliz ser que flota para siempre en el barril, o ser realmente tú mismo, más o menos como eres ahora (para mantener el argumento vamos a dar por supuesto que eres básicamente una persona feliz y satisfecha) ¿Qué elegirías?

He hecho esta pregunta a docenas de científicos y gente común. La mayoría responde "Prefiero ser yo mismo". Esta es una elección irracional, porque "ya" eres un cerebro en un barril (la cavidad craneal) alimentado por sangre y líquido cefalorraquideo y bombardeado por fotones"


V. S. Ramachandran, "neuronas espejo y el cerebro en un barril".
The third culture


VS Ramachandran on your mind



No hay comentarios:

Publicar un comentario