domingo, 8 de noviembre de 2009

Network. Un mundo implacable.






"I don't have to tell you things are bad. Everybody knows things are bad. It's a depression. Everybody's out of work or scared of losing their job. The dollar buys a nickel's worth, banks are going bust, shopkeepers keep a gun under the counter. Punks are running wild in the street and there's nobody anywhere who seems to know what to do, and there's no end to it. We know the air is unfit to breathe and our food is unfit to eat, and we sit watching our TVs while some local newscaster tells us that today we had fifteen homicides and sixty-three violent crimes, as if that's the way it's supposed to be! We know things are bad - worse than bad, They're crazy! It's like everything everywhere is going crazy, so we don't go out anymore. We sit in the house, and slowly the world we are living in is getting smaller, and all we say is, 'Please, at least leave us alone in our living rooms. Let me have my toaster and my TV and my steel-belted radials and I won't say anything. Just leave us alone!' Well, I'm not gonna leave you alone! I want you to get MAD! I don't want you to protest. I don't want you to riot - I don't want you to write to your congressman because I wouldn't know what to tell you to write. I don't know what to do about the depression and the inflation and the Russians and the crime in the street. All I know is that first you've got to get mad! You've got to say, "I'm a HUMAN BEING, GODDAMNIT! My LIFE has VALUE!!" So, I want you to get up now. I want all of you to get up out of your chairs. I want you to get up right now, and go to the window, open it, and stick your head out and yell: "I'm as mad as hell, and I'm not going to take this anymore!!" I want you to get up right now, sit up, go to your windows, open them and stick your head out and yell - 'I'm as mad as hell and I'm not going to take this anymore!' Things have got to change. But first, you've gotta get mad!... You've got to say, 'I'm as mad as hell, and I'm not going to take this anymore!' Then we'll figure out what to do about the depression and the inflation and the oil crisis. But first get up out of your chairs, open the window, stick your head out, and yell, and say it: I'M AS MAD AS HELL, AND I'M NOT GOING TO TAKE THIS ANYMORE!!"




"Edwar George Luddy ha muerto hoy. Edward George Luddy era el gerente de esta emisora asociada a la cadena Union Broadcasting, y ha muerto a las once de la mañana de un ataque cardíaco y ¡ay de nosotros! ¡estamos en un grave apuro!.
Bien, un hombrecito rico y canoso ha muerto. ¿Y eso qué tiene que ver con el precio del arroz? ¡eh!
Y porque decir ¡ay de nosotros!. Porque todos ustedes y 62 millones de americanos me estan escuchando ahora, porque menos de 3% de ustedes lee libros. Porque menos del 15% de ustedes lee los periódicos. Porque única verdad que oyen es la que se transmite por televisión. En nuestros días hay toda una nueva generación que no está enterada de nada ¡que no haya salido por ese aparato!. ¡El televisor es el evangelio!, ¡la última revelación!. El televisor puede ser la ruina o la fortuna de presidentes, papas, primeros ministros. ¡El televisor tiene el más imponente y maldito poder que existe, en nuestro desorientado mundo! Y ay de nosotros si llega a caer en manos de los malvados. Y por esa razón, ¡Ay de nosotros porque Edward George Luddy ha muerto!. Porque ahora esta compañía esta en manos de la CCA, la Corporación de Comunicaciones de América. Hay un nuevo presidente en la junta el señor Frank Hackett que ocupa el despacho que fue del señor Luddy. Y cuando esta emisora, que es una de las más importantes del país, controla uno de los más imponentes y malditos sistemas de propaganda de este desalmado y sucio mundo ¡quién sabe que mierda será canjeada por la verdad en esta cadena! Así que escúchenme.¡Escúchenme! La televisión no es la verdad. La televisión es un maldito parque de atracciones. La televisión es un circo, un carnaval, una trouppe de acróbatas narradores de cuentos, bailarinas, cantantes, malabaristas, fenómenos domadores de animales y jugadores de fútbol. ¡Es un fábrica para matar el aburrimiento!. Si quieren saber la verdad, diríjanse a Dios. Diríjanse a su gurú. A ustedes mismos. Porque es la única manera de hallar la auténtica verdad. Ustedes no van a enterarse de la verdad por nosotros, les diremos cuanto quieran oír, mentimos como hablamos. Les diremos que la policía siempre captura al asesino, y que nadie tiene cáncer en los hospitales y que aunque el héroe este perdido si miran el reloj dentro de media hora, no falla, saldrá airoso. Les contaremos toda la porquería que quieran ustedes oír. Jugamos con ilusiones, nada es verdad. Pero ustedes se quedan ahí sentados día tras día noche tras noche. ¡Gente de todas las edades colores y credos!. Somos lo único que conocen. Empiezan a creer en las ilusiones que fabricamos aquí. Empiezan a creer la televisión es la verdad y que sus propias vidas son irreales. Hacen todo cuanto les dice el televisor, visten según les dice, comen según les aconseja, crían a sus hijos siguiendo sus normas incluso ¡piensan igual que él!. ¡Esto es una locura en masa, son maniáticos!. ¡Por dios! ¡Ustedes son seres reales! Nosotros, somos las ilusiones. Es mejor que apaguen sus aparatos de televisión. Apáguenlos ahora. Apáguenlos ahora. Apáguenlos y déjenlos apagados. ¡Apáguenlos en medio de esta frase que les estoy diciendo ahora! ¡Apáguenlos!." (Discurso en castellano youtube.)

Sidney Lumet, Network. Un mundo implacable. 1976. (Ver película).




No hay comentarios:

Publicar un comentario