martes, 10 de noviembre de 2009

E. M. Cioran

"Enfermedad real o imaginaria, para mí es lo mismo.
Quiero decir que siempre sufro en alguna parte,
que tengo conciencia exasperada de mi incapacidad para
encontrarme bien. Más que mi cuerpo, me duele mi ser".

                                   E.M. Cioran





“Concebir un pensamiento, un solo y único pensamiento, pero que hiciese pedazos el universo.”

“Me destruyo a mí mismo y así lo quiero; mientras tanto, en ese clima de asma que crean las convicciones, en un mundo de oprimidos, yo respiro; respiro a mi manera. ¿Quién sabe? Quizá un día conozca usted el placer de apuntar a una idea, disparar contra ella, verla yacente, y después volver a empezar ese ejercicio con otra, con todas; este deseo de inclinarse sobre un ser, de desviarle de sus antiguos apetitos, de sus antiguos vicios, para imponerle otros nuevos, más nocivos, a fin de que perezca a causa de ellos; encarnizarse contra un época o contra una civilización, precipitarse sobre el tiempo y martirizar sus instantes; volverse después contra uno mismo, torturar vuestros recuerdos y vuestras ambiciones y, corroyendo vuestro propio aliento, tornar pestilente el aire para asfixiarse mejor...; un día quizá conozca usted esta forma de libertad, esta forma de respiración que libera de sí mismo y de todo. Entonces podrá usted dedicarse a cualquier cosa sin adherirse a ello.”

“La ventaja que tiene ocuparse de la vida y de la muerte es que se puede decir cualquier cosa.”

“El pensamiento es destrucción en su esencia. Más exactamente: en su principio. Se piensa, se comienza a pensar, para romper los lazos, disolver las afinidades, comprometer el armazón de lo “real”. Sólo después, cuando el trabajo de zapa está muy avanzado, el pensamiento se repliega y se insurge contra su movimiento natural”

"Ionesco me dice que en el monólogo de Hamlet sólo hay trivialidades. Es posible, pero esas trivialidades agotan lo esencial de nuestras interrogaciones. Las cosas profundas no necesitan originalidad."

“Sepa usted que no destruyo nada: anoto, anoto lo inminente, la sed de un mundo que se anula y que, sobre la ruina de sus evidencias, corre hacia lo insólito y lo inconmensurable, hacia un estilo espasmódico.”

“Hay cierta felicidad en el encarnizamiento en denuciar la fragilidad de la felicidad”

“Quien piensa cuando quiere no tiene nada que decirnos: por encima -o más bien al margen- de su pensamiento, no es responsable de él, no se encuentra comprometido, no gana ni pierde nada arriesgándose en un combate en el que no es él mismo su enemigo.”

“Cuantos más peligros corre un espíritu, más experimenta la necesidad de parecer superficial, de prestarse un aire de frivolidad, y de multiplicar lo malentendidos sobre él.”

“Ya que todo lo que se ha concedido o emprendido desde Adán es o sospechoso o peligroso o inútil, ¿qué hacer? ¿desolidarizarse de la especie? Eso sería olvidar que nunca se es tan hombre como cuando se lamenta serlo.”

“El paraíso es la ausencia del hombre.”

“El verdadero vértigo es la ausencia de locura.”

“El lenguaje y su universo, el universo y su lenguaje, son cosas diferentes la una de la otra a pesar de todo, no por otra razón sino porque ellos sostienen que son cosas diferentes y esa pretensión -real- es el primer fundamento de estructura de la realidad total en que ambos se suman, identifican o confunden. De manera que podemos vislumbrar cómo ambos son en verdad lo mismo (…); si en cambio con nuestra descripción unitaria afirmáramos nosotros a nuestra vez que ambos son lo mismo, en el mismo momento en que estaríamos diciendo acaso la verdad más honda, en el mismo estaríamos diciendo realmente una mentira. Las fantasías se la realidad son realidades, y suprimirlas meramente hablando no es manera de suprimirlas.”

“Discernir que los que tú eres no eres tú, que lo que tienes no es tuyo, no ser cómplice de nada, ni siquiera de la propia vida -esto es ver justo, esto es descender hasta la raíz nula de todo.”

“Haber vivido siempre con la nostalgia de coincidir con algo, sin, en verdad, saber con qué... Es fácil pasar de la incredulidad a la creencia o inversamente. Pero ¿a qué convertirse y de qué abjurar, inmerso en una lucidez crónica? Desprovista la sustancia, no ofrece ningún contenido del que pueda renegarse; está vacía y no se reniega del vacío: la lucidez es el equivalente negativo del éxtasis.”

“La vida no es tolerable más que por el grado de mistificación que pongamos en ella.”

"Estar cansado no sólo de lo que se ha deseado sino de lo que se hubiera podido desear. De todo deseo posible, en realidad."

"La base de la sociedad, de toda sociedad, se halla en cierto orgullo de obedecer. Cuando este orgullo deja de existir, la sociedad se derrumba."

"¿Cómo superar los ataques de furia, esa necesidad de estallar, de partirle la cara a todo el mundo, de abofetear universos? Habría que dar inmediatamente un corto paseo por un cementerio, o mejor aún, un paseo definitivo…"

"En mis accesos de optimismo me digo que mi vida ha sido un infierno, mi infierno, un infierno a mi gusto."

"He perdido en contacto con los hombres
todo el frescor de mis neurosis".

"No creo que se pueda llegar más lejos que yo en la falta de inspiración. Un soplo de esterilidad ha devastado mi mente y se lo ha llevado todo, dejándome solo, en compañía de [alguien que aun en el anonimato dice ser yo]".

"He buscado mi salvación en la utopía y solo he encontrado un poco de consuelo en el Apocalipsis".


Emil Michel Cioran


No hay comentarios:

Publicar un comentario