jueves, 20 de agosto de 2009

Nick Traina






“No importa cuanto ingrese en el banco cada día, por la mañana siempre estoy arruinado.”

“Tengo dos identidades. Una es esencialmente buena, y otra es mala. Ahora mismo lo único que quiero es decidir cuál de ellas quiero ser y serlo. Incluso hay una tercera identidad: la impaciente que quiere que decida.”

“Si fuera a morirme hoy no me sentiría exactamente triste. Más bien me sentiría decepcionado. Estoy en este programa para intentar cambiar mi vida, y mis amigos y mi familia me apoyan. Este es el último y el más difícil peldaño en la escalera de una vida normal y decente. Si muriera justo en la mitad, me sentiría desilusionado. Naturalmente me sentiría triste por no haber podido despedirme de mi familia, decirles que les quiero o confesar a mis amigos lo que siento por ellos, pero creo que el sentimiento prevalecería sería la decepción.
Cuando me muera, quiero que me recuerden como una persona fuerte que fue capaz de cambiar su vida sin necesidad de amenazas o de regañinas, que lo hizo por voluntad propia. Deseo que me recuerden como la persona que quiero ser, no como la que he sido.”

Antes.

No tiene sentido pelear contra mí
porque yo ya he perdido.
Esta vida no es más que una batalla
que yo ya he librado
Cada día agacho la cabeza
me rindo ante mi mismo.
Antes era fuerte
antes no necesitaba ayuda
antes era un niño,
me convertí en hombre
pero ni siquiera estoy vivo
no sé quien soy.
Una vida que se pasa muriendo
no es una vida en absoluto.
No podré durar mucho más
andando por esta vida
y por este auténtico infierno;
he perdido todo lo que tenía.
Sé que podría ser peor.
Pero ya es bastante malo.

Nick Traina


No hay comentarios:

Publicar un comentario