miércoles, 3 de junio de 2009

Soy un devoto del hombre



- Esta bien, te daré información de primera mano acerca de dios. A Dios le gusta observar, es un bromista. Piensa. Dota al hombre de instintos, os da esta extraordinaria virtud y ¿que hace luego?, Los utiliza para pasárselo en grande, para reírse de vosotros, al ver como quebrantáis las reglas. El dispone las reglas y el tablero, y es un autentico tramposo. Mira pero no toques, toca pero no pruebes, prueba pero no saborees. Y mientras os lleva como marionetas de un lado a otro, ¿que hace el?. ¡ Se descojona! ¡Se parte el culo de risa!¡Es un payaso!¡Es un sádico!¡Es el peor casero del mundo! ¿¡ y adoráis eso!?¡nunca!
- Mejor reinar en el infierno, que servir en el infierno ¿Verdad?
-¿Porque no? Yo tengo los pies sobre el mundo desde que comenzó este puto juego, he alimentado todas las sensaciones que el hombre a querido experimentar, siempre me he ocupado de lo que quería y nunca le he juzgado. ¿Por que? Porque nunca le he rechazado, a pesar de todas sus imperfecciones. ¡Soy un devoto del hombre! Soy un humanista, puede que el ultimo humanista. Quien en su sano juicio, Kevin, podría atreverse a negar que el siglo XX a sido mio por completo. Todo mio Kevin. Tooodo mio. Mio. Estoy pletórico


Pactar con el diablo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario