miércoles, 17 de junio de 2009

Toda la culpa es






Dede luego hay una cosa de la que estamos seguros y es que el gatito blanco no tuvo absolutamente nada que ver con todo este enredo... fue enteramente culpa del gatito negro.

Lewis Carroll



No hay comentarios:

Publicar un comentario