lunes, 18 de mayo de 2009

El rey Lear II



 

Cuando el cura rece y no se entere
la cerveza con agua se adultere
cuando el noble a su sastre aconseje
y arda el mujeriego, no el hereje
cuando el juez con justicia obre
y no quede en este reino hidalgo pobre
cuando deje la boca de ser mentidero
y no roben bolsas los dedos del ratero
cuando hable el usurero del oro que tenía
y veas a una puta costear una abadía
entonces habrá gran confusión
en este nuestro reino Albión.
Será entonces el día, si vives y lo ves,
en que todos para andar usen los pies.



El rey Lear. William Shakespeare.




No hay comentarios:

Publicar un comentario